Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 26 de septiembre de 2016
UNA SEMANA ANTES PARA SUSCRIPTORES

Descubrimos la senda del Molí del Salt de Benilloba

Enviar por email

Camino a la ‘Fàbrica de la Llum’.

Desde el Hotel Vila de Muro, tras coger fuerzas, nos dirigimos en esta ocasión hacia el Molí del Salt de Benilloba.

 

[Img #30942]

 

Se trata de una ruta tranquila por un paraje espectacular, con mucha vegetación y a través del curso del río Frainós o río de Penáguila, que en ocasiones deja un paisaje de paredes verticales, esculpidas por el transcurrir del agua.

 

El punto culminante de esta ruta es el llamado Molí dels Salt que se construyó en 1760, dejando de funcionar en 1889 para pasar a convertirse en una central hidroeléctrica que popularmente se ha conocido hasta hoy como la ‘Fàbrica de la Llum’.

 

De Muro vamos a Cocentaina y de ahí a la cercana Benilloba. Antes de llegar al cruce con la carretera de Alcoy, se debe tomar una desviación a la izquierda, pasar un puente y tras unos 150 metros de subida llegar hasta el área recreativa de Els Molins.

 

[Img #30939]

 

En esa zona se puede dejar el coche, pues hay sitio para aparcar, y de ahí ya continuamos a pie por un sendero de fácil acceso y con una barandilla de madera para más seguridad. El bosque es el tradicional de ribera de río, con protagonismo de los chopos.

 

Con el río Frainós a la izquierda, se puede ver primero una presa y después las ruinas del llamado Molí de les Penyes del Salt. Tras cruzar otro puente de piedra, llamado de la Teulería, como una fuente cercana, se inicia un descenso por unos escalones hasta la parte alta del Molí del Salt, nuestro objetivo final. Allí hay una acequia que llevaba el agua desde la parte superior de la cascada hasta el pozo ubicado sobre la casa. El Molí del Salt se encuentra en estado de ruina.

 

Se puede ver en esa zona un salto de agua de gran belleza de unos 20 metros y si seguimos bajando por los escalones se llega hasta el prado, donde tiene su punto final la cascada, en el punto más espectacular de la ruta. Para completarla es necesario cruzar el río para acudir a otra pista con fuerte subida que lleva al sendero final de otra pista forestal.

 

[Img #30940]

 

Tras ella y con un giro a la derecha se ha llegado a la parte alta de la localidad de Benilloba, pudiendo volver a iniciar el camino.

 

Esta senda está rehabilitada por la Diputación Provincial de Alicante y en ella se puede ver dos de los 59 molinos harineros de la comarca de El Comtat, construidos todos ellos cerca de ríos, fuentes o barrancos, aprovechando la orografía de la comarca con un relieve escarpado. En la zona de Benilloba se puede encontrar siete de estos molinos en total.

 

Estos molinos se dividen en tres partes, una zona captación del agua, el propio molino, que es el edificio que alberga la rueda de molino y la sala de moler, y un sistema de evacuación de las aguas. La ruta es de unos 6’5 kilómetros. Las fotografías son de Óscar Lucas.

 

[Img #30941]

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress