Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 15 de noviembre de 2016
AUTOS MARTÍNEZ

El freno de mano, necesario mantenimiento por seguridad

Enviar por email

MOTOR. El reglaje ha de ser el adecuado y pueden producirse averías por desgaste.

El freno de mano o freno de estacionamiento es un método de freno que asegura la inmovilidad del vehículo una vez está estacionado. Puede ser manual o automático y por ello, aunque no lo parezca a simple vista, necesita de un mantenimiento.

 

[Img #32483]

 

El freno se acciona con la mano en su gran mayoría, con el pie algunos o con un botón. Éste actúa de forma mecánica  sobre las llantas traseras del vehículo con un sistema de varillas o cables que deben revisarse periódicamente como explican en Autos Martínez. Todo ello está accionado de forma habitual por la palanca que hay al lado del conductor.

 

El reglaje del freno de mano o estacionamiento debe ser el adecuado para no tener problemas tanto en el arranque de coche en pendiente donde también suele utilizarse o en el propio estacionamiento antes indicado.

 

Podemos tener averías en el freno por un juego excesivo en el cable en el caso de que no esté lo suficientemente tensionado. En caso de estar flojo, el recorrido de la palanca puede no ser el necesario para bloquear el vehículo.

 

[Img #32486]

 

En cuestiones de seguridad tan importantes como ésta es obligado a manos expertas como las de Autos Martínez. También este mismo cable puede sufrir otros daños como estar en mal estado, deshilachado, las varillas pueden estar torcidas o mal engrasadas, al igual que las levas, todo ello se debe comprobar de forma minuciosa.

 

Ya de forma más problemática nos podemos encontrar con cables oxidados o resecos o las bandas o pastillas de freno desgastadas. Estas deben cambiarse si han terminado su vida útil o están cerca de ello. Incluso puede llegar a romperse el trinquete o dentado que sostiene la propia palanca, por lo que debe cambiarse el conjunto.

 

En caso de accionarse el freno de forma mecánica puede producirse un fallo de carácter eléctrico con un mal contacto del interruptor o que la lámpara de iluminación que indica el funcionamiento del freno esté fundida o no reciba corriente. Por ello habrá que desmontar el panel de instrumentos donde se encuentra y nada mejor que se haga en un taller como el de Autos Martínez.

 

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress