Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 7 de diciembre de 2016
ENTREVISTA

Silvia Soler: El estilo por bandera

Enviar por email

Hablamos con la modista sobre sus inicios, su estilo y su paso por Inditex.

Nada más llegar a la boutique de Silvia Soler, la mirada va obligatoriamente al suelo. Incluso los más incrédulos se agachan a tocarlo. Los dibujos hidráulicos llenan de color y vida la estancia, pero tienen truco: son de madera. Es una de las tantas curiosidades de estilo que la diseñadora ha incluido en su tienda. Nos sentamos con ella para hablar de su trayectoria, sus ambiciones y sobre moda.

 

[Img #32937]

 

Empezaste diseñando tu propia ropa y complementos, pero ahora tienes una boutique con distintas marcas, ¿qué te llevó a ir por este camino?

Al principio hacía yo los diseños y organicé bastantes desfiles, pero era un proceso largo de trabajo, de mucho desgaste y costoso económicamente. Al final no compensaba porque las personas no saben apreciar y no están dispuestas a pagar lo que vale una prenda hecha exclusivamente a mano. En mi última colección estuve alrededor de 9 meses trabajando y al final sacas números y dices “no puedo continuar así”. Ahora trabajo con marcas de garantía con las que puedo funcionar.


¿Estas marcas son un reflejo de tu estilo? 

Sí. Desde que tengo la tienda he buscado marcas que encajen dentro del estilo que yo trabajo. Empecé con pocas marcas, pero ahora tengo un montón, todas ellas consolidadas.

 

Antes de continuar con la vida que tienes ahora. ¿En qué instante decides estudiar y trabajar en este mundo?

No lo recuerdo exactamente, pero sí que es verdad que desde bien pequeña, cuando hacíamos dibujo libre en el cole, yo dibujaba chicas con bolsos y tacones. También me divertía con el juguete ‘Diseña tu moda’ que me regalaron los Reyes Magos, pero hasta que no hice 4º de ESO no me decanté. En ese curso, los profesores te orientan y tanto ellos como yo vimos que tenía que hacer arte. Dentro de las ramas del arte dudé entre el interiorismo y la moda. De hecho, la tienda que aquí ves la diseñé yo, pero me decanté por la moda después de unos cursos y unas charlas que hicieron en la Escola d’Art. Los desfiles siempre me habían llamado la atención y le decía a mis padres “yo haré desfiles aquí y allá”, pero hasta que no me orientaron no se me encendió la bombilla de escoger estudiar moda.

 

Una vez metida en el mundo de la moda, ¿tienes referentes en los que guiarte o verte reflejada?

Cuando empecé a estudiar y a estar más metida en el tema de los desfiles me fijaba en algunos diseñadores como Marc Jacobs, porque me llamaba la atención o los looks de Christian Dior, pero más que diseñadores, me fijo más en épocas. Siempre me ha gustado la época de los años 50, es en la que más me paro cuando reviso un libro que tengo que se llama ‘El libro rojo de la moda’.

 

[Img #32938]

 

¿Dónde continuas tu camino en la moda cuando terminas estos estudios?

Justo después de presentar mi proyecto final, me hicieron una entrevista en Tempe, una empresa que está en Elche que pertenece al Grupo Inditex. Se encargan de diseñar el calzado y los complementos de la multinacional. Me cogieron enseguida, con 21 años empecé a trabajar allí. Fue todo muy rápido.

 

¿Cómo es ese mundo de Inditex?

Completamente diferente. Es otro mundo. Trabajas con mucha presión, mucha responsabilidad. Está guay, porque yo sentí que hacía un máster en calzado. Sales aprendiendo muchas cosas que de otra forma no podrías saber, pero también quema mucho y es muy duro. No es fácil estar allí tanto tiempo y yo estuve 4 años. Es otra manera de entender la moda y para mí la moda no es tan rápida ni tan caduca.

 

Pasaste de estudiar a un gigante empresarial como Inditex, ¿pudiste asimilar rápidamente ese paso?

En ese momento estaba de un subidón que ni te puedes imaginar. Me decía a mí misma “voy a trabajar en el monstruo de la moda”. Estaba muy ilusionada, tenía 21 años y me estaba comiendo el mundo. No me dio miedo dar el paso.

 

Después de 4 años en Elche, ¿qué te hace volver a Alcoy para montar tu boutique?

Llegó un momento en mi vida en el que me planteé si quería continuar trabajando en grandes empresas de moda, porque es un trabajo duro y anónimo. 

 

[Img #32939]


Te fijas en si el esfuerzo que haces se ve o no recompensado económicamente y tampoco es una forma de trabajar que me acabara de llenar. Me sentía un número y a nivel de diseño no me inspiraba mucho. La situación en aquel momento no era buena, pero dije: “lo voy a intentar”. Si sale bien, sale bien y si no, siempre estoy a tiempo de repartir currículums. Así es como comencé con la tienda y ahora ya hará 6 años.

 

¿Cómo te ha ido desde que montaste tu primera boutique?

Los primeros 4 años, cuando estuve en el chaflán de la calle San Mateo, fueron al límite. Tuve momentos en los que me planteé cerrar, porque me preguntaba si valía la pena. Poco a poco fui teniendo más clientela y a la gente le gustaba un concepto de moda que en Alcoy no se había visto aún. Los desfiles me ayudaron a moverme más y vi que tenía aceptación y que necesitaba crecer. De ahí que hace 2 años me trasladara a este local más grande.

 

¿Esa necesidad de crecer sigue en tu cabeza para el futuro?

Estos 6 años han sido muy intensos. Cuando tienes pensado un proyecto quieres hacerlo más grande: tener franquicias, abrir otra tienda en otra ciudad... No descarto crecer, aunque ahora mismo estoy muy a gusto. Tengo una clientela fiel, cada vez más marcas, más variedad y ropa de diferentes edades. La tienda continúa progresando y quiero hacerlo todo poco a poco, como dice mi padre, escalón a escalón.

 

Si tuvieras esa oportunidad, ¿dejarías la boutique?

No creo... Depende, no puedes decir ni sí ni no, pero esto es un proyecto, la boutique es un hijo hecho de la nada y sería difícil dejarlo después de todo mi esfuerzo. Es difícil de valorar.

 

[Img #32940]

 

Una pregunta más general, ¿qué es para ti la moda?

La moda es algo más que una tendencia que caduca. Es la forma de expresar lo que a uno le gusta, lo que uno piensa. A mí me encanta el tema de la inspiración, de llenar la cabeza de muchas ideas. Una de las muñecas que decora la boutique tiene un cartel que pone “la moda pasa, el estilo permanece”. Es eso, la gente sabe el estilo que encontrará siempre que venga aquí. 

 

¿Qué consejo le darías a esos jóvenes que quieren diseñar y seguir pasos como los que tu diste?

Si quieres algo, persíguelo a muerte. Cúrratelo y lucha. Yo estoy en un proceso de asimilación con la tienda, pero estoy muy contenta porque al final he conseguido llevar adelante mi proyecto, que era lo que quería que funcionara. No vale conformarse. No vale hacerlo medio bien, tienes que hacerlo bien y siempre dar lo mejor de tí.

 

FOTOS: LOAN SERVICIOS FOTOGRÁFICOS.

 


 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress