Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 14 de diciembre de 2016
ARQUEOLOGÍA ALICANTINA

Museo de Villena

Enviar por email

Colecciones de tesoros entre sus paredes.

El Museo Arqueológico Municipal de Villena está cerca de cumplir los 60 años. Se inauguró el 3 de noviembre de 1957 con los materiales reunidos por José María Soler durante más de cuarenta años de trabajos arqueológicos realizados por él en Villena y su entorno.

 

[Img #33161]

 

El principal de los hallazgos con los que cuenta este museo es el llamado ‘Tesoro de Villena’ que se descubre en 1963. Esto hace que el Ministerio de Cultura dé importancia a esta colección y años después cree el museo de forma oficial en 1967 bajo el nombre de ‘Museo Arqueológico José María Soler’.

 

Poco a poco los fondos del museo han ido incrementándose y hoy en día se puede realizar un perfecto recorrido histórico por la comarca del Alto Vinalopó, viajando desde el Paleolítico hasta el siglo XX. El edificio que lo alberga está ubicado en la Plaza de Santiago, 1.

 

En este espacio expositivo se pueden encontrar con piezas encontradas en Villena, pero también en Biar, Beneixama, Camp de Mirra, Cañada, Caudete, Salinas o Sax.

 

[Img #33160]

 

Especialmente relevante es el conjunto del ‘Tesoro de Villena’. Se trata de una serie de materiales prehistóricos encontrado en el Cabezo Redondo y en la Sierra del Morrón. 

 

También forman parte de este conjunto los restos ibéricos y medievales de El Puntal de Salinas y del Castillo de la Atalaya, respectivamente.

 

El descubrimiento del Tesoro de Villena tuvo lugar en dos partes y con poco tiempo de diferencia entre ellas. El primero de ellos fue el ‘Tesorillo del Cabezo Redondo’ y después el ya espectacular ‘Tesoro de Villena’.

 

El primero se encontró en el cerro del Cabezo Redondo en el mes de abril de 1963, compuesto por 35 piezas como anillos, brazaletes, colgantes, collares o una diadema. 

 

En octubre del mismo año apareció primero un brazalete en la obra de un edificio en una céntrica calle de Villena y tras realizarse una serie de excavaciones dirigidas por José María Soler en el lugar de donde procedían las gravas, en la Sierra del Morrón, el 1 de diciembre se encontró el ‘Tesoro de Villena’ en una vasija de cerámica.

 

[Img #33162]

 

El Tesoro está formado por más de 60 piezas de oro, en concreto 11 cuencos, 28 brazaletes, tres botellas y piezas diversas. También hay restos de plata y oro, ámbar y oro, hierro y oro y un brazalete de hierro. En total el Tesoro suma diez kilos de oro de gran pureza.

 

Según sus descubridores este hallazgo estaría fechado en torno al año 1000 antes de Cristo y sería la ocultación de estos elementos por parte de un jerarca o rey en un momento de peligro, teniendo correlación ambas colecciones.

 

El museo cuenta además con piezas del Paleolítico Medio, Neolítico, Eneolítico o Calcolítico, de la cultura ibérica, materiales romanos, de la Edad Media, restos hallados en las fortalezas de Salvatierra y La Atalaya, el monumento más emblemático de Villena, y de dos necrópolis islámicas, así como ya de la ciudad moderna.

 

El Museo realiza a lo largo del año numerosas actividades, como campañas de excavaciones, charlas, talleres, visitas, guías, publicaciones o investigaciones de los fondos del museo. Además esta institución posee un archivo fotográfico con más de 5.000 instantáneas y unos fondos bibliográficos especializados en Arqueología, Historia y Museología de casi 2.000 volúmenes. 

 


 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress