Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 2 de enero de 2017
CON VÍDEO

Javier 'el ciego de amor' recibe el reconocimiento de sus clientes premiados

Enviar por email
Noticia clasificada en: Premio ONCE

El vendedor ha sido recibido entre abrazos en la cafetería Goya.

Este lunes 2 de enero ha sido el día del reencuentro y de la celebración para buena parte de los premiados con los 28 millones de euros que el Sorteo de Navidad de la ONCE ha dejado en Alcoy.

 

[Img #33826]

 

 

La cafetería Goya es uno de los lugares en los que el vendedor de los cupones agraciados, Javier Ramírez, tenía boletos a disposición de los clientes. Algunos de los afortunados se han pasado por el establecimiento para celebrar, junto a sus propietarios, también premiados.

 

Nada más abrir la puerta, Javier ha podido escuchar los aplausos de las personas que brindaban por su suerte en el interior del Goya. El vendedor, que ha llegado acompañado por Página 66 hacia las 12.30 h, se ha fundido en un abrazo continuado con todos sus clientes. Para Javier hoy ha sido un día especial: "Me han llamado hasta por teléfono, he visto a muchos agraciados por la calle, ahora aquí en la cafetería y me dicen que les he arreglado la vida, que van a hacer todos los pagos que tienen pendientes y que muchas gracias". De hecho, en el tiempo que hemos compartido con él, ha sido difícil dar dos pasos sin que alguna persona le llamara para darle las gracias, y es que 28 millones es mucho.

 

[Img #33825]

 

Los brindis y los gritos no se han hecho esperar. "No deis más copas al ciego de amor", ha dicho entre risas Javier, en referencia a su mote, que surgió cuando al principio de vender cupones le preguntaban cómo trabajaba en la ONCE si antes era vigilante, a lo que siempre respondía que él de lo que estaba ciego era de amor, para no dar más explicaciones sobre su discapacidad.

 

Una de las afortunadas, Manoli Alcaide, estaba en la cafetería Goya, uno de los lugares en los que más ha tocado, cuando ha llegado Javier este lunes. "No se puede explicar, es algo que siempre te pones en la mente, por si toca, pero es algo demasiado grande, no lo puedes pensar; ayer estuvimos todo el día llorando, llorar, reírte, decirlo a toda la familia...". El marido de Manoli compró el último cupón que quedaba en la cafetería el día de Nochevieja por la tarde.

 

El propietario de la cafetería Goya, Ángel García, ha contado que fue una sorpresa tras el trabajo en la noche de final de año. "Me enteré cuando estaba recién levantado, me llamó un cliente y me vine enseguida a recoger los cupones". El establecimiento tiene a disposición de los clientes habitualmente cupones de Javier porque, según afirma Ángel "es un buen chaval". Tras la alegría, este lunes, sin embargo ha sido un día de trabajo normal. "Hemos servido los desayunos habituales a nuestra clientela, y nada, a trabajar, es una alegría, pero hay que continuar, que nos quedan unos cuantos años", ha reconocido.

 

[Img #33818]

 

Noticias relacionadas
Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress