Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 3 de enero de 2017
ESPABROK SEGUROS

Un gran desconocido: el seguro de dependencia

Enviar por email

Se puede asegurar la Dependencia Severa y la Gran Dependencia.

Hace algunos años que entró en vigor la Ley de Dependencia, que se encarga de reconocer el derecho de los ciudadanos a ser atendidos por parte del Estado, aunque el seguro de dependencia, el gran desconocido, es un producto ideado para complementar la prestación pública que contempla esta ley, como nos detallan en Espabrok Ponsoda Correduría de Seguros ubicada en la Zona Nord, a base de una serie de preguntas concretas con sus respuestas adecuadas.

 

[Img #33860]

 

¿Qué es la dependencia?

 

Es la situación permanente en la que se encuentran las personas que por diversas causas (edad, enfermedad, discapacidad, etc.) han perdido parte o toda su autonomía física, mental, intelectual o sensorial y necesitan de la ayuda de otra persona para realizar las actividades básicas de la vida diaria, o de otros apoyos para su autonomía personal.

 

¿Qué se entiende por autonomía?

 

La capacidad de controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria. Ser una persona autónoma como su propia definición indica.

 

¿Qué se entiende por actividades básicas de la vida diaria?

 

La Ley señala aquellas que permiten a la persona desenvolverse con un mínimo de autonomía e independencia, tales como: el cuidado personal, las actividades domésticas básicas, la movilidad esencial, reconocer a personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar órdenes o tareas sencillas.

 

[Img #33861]

 

¿Cuántos grados de dependencia hay?

 

La Ley establece tres grados según su gravedad:

 

-Grado I o Dependencia Moderada: cuando una persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal, de forma esporádica.

 

-Grado II o Dependencia Severa: una persona necesita ayuda para realizar diversas actividades básicas dos o tres veces al día, pero no necesita tener el apoyo permanente de un cuidador.

 

-Grado III o Gran Dependencia: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía, necesita el apoyo continuo de otra persona que le cuide y este pendiente de ella.

 

¿Qué grado de dependencia se puede asegurar?

 

Se puede asegurar el Grado II y III; la Dependencia Severa, que supone entre 50 a 74 puntos, según Baremo de valoración, y la Gran Dependencia, que va de 75 a 100 puntos. Además las primas pagadas por este seguro reducen la base imponible del IRPF, como inportante ventaja según nos explican en Espabrok Ponsoda Correduría de Seguros.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress