Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 10 de enero de 2017
FIN DE UN GRAN TRABAJO

Los buitres podrían desaparecer del cielo del Alcoy

Enviar por email

El Ayuntamiento no se compromete en el futuro de este beneficio medioambiental y turístico.

Tras 16 años de trabajo continuado y éxito en la reimplantación de los buitres leonados en Mariola, estas aves podrían dejar de volar alrededor del Barranc del Cint.

 

[Img #33996]

 

La asociación que gestiona que los animales tengan las condiciones adecuadas, FAPAS-Alcoi, ha anunciado que no puede continuar con el mantenimiento del Projecte Canyet y que tiran la toalla tras un año intentando llegar a un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento.

 

“Nuestra asociación es incapaz de seguir haciendo todo este trabajo, no sólo por la falta de fondos, sino también por la falta de personal voluntario”, ha admitido el impulsor del proyecto, Àlvar Seguí, quien ha explicado que actualmente les es imposible subir casi a diario grandes piezas de carne con sus vehículos hasta más arriba de la cantera del Preventorio.

 

FAPAS-Alcoi ha mantenido diversas reuniones con el con la finalidad de que asuman el mantenimiento de la instalación. La asociación ha asegurado no ha habido “un acuerdo de colaboración satisfactorio y definitivo”, que vaya más allá de la colaboración puntual en el transporte de carroña.

 

Así las cosas, los voluntarios del Projecte Canyet dejarán en unos meses de procurar alimentación a los buitres, lo que supone la marcha de los animales y que se deje de recoger restos de carnicerías y establecimientos ganaderos. Durante estos 16 años, FAPAS-Alcoi ha mantenido en condiciones la zona, ha realizado trabajos de investigación científica y ha divulgado la experiencia alcoyana por todo el mundo.

 

Además del beneficio medioambiental, con la marcha de los buitres se perdería una imagen icónica de la ciudad, reclamo turístico que identifica el destino y podría convertirse, de gestionarse en condiciones turísticas aceptables, en una fuente de ingresos real.

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress