Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Salva Pérez
Martes, 31 de enero de 2017

Criticar, criticar, criticar y criticar

Enviar por email

Artículo de opinión de Salva Pérez.

Durante los últimos días hemos tenido una climatología inusual, no para la estación invernal, pero sí para nuestra ciudad en los últimos años. La nieve se manifestó de forma copiosa dejando a la ciudad incomunicada por todos los accesos; ni podíamos salir, ni podían entrar. Por el casco urbano era toda una odisea circular con el vehículo o transitar a pie. Si como conductor era una gran oportunidad para demostrar las habilidades que se poseen en la conducción con nieve o hielo, como peatón no era menos. Las aceras eran improvisadas pistas de patinaje que, de no llevar el calzado adecuado o incluso llevándolo, podías acabar con el trasero en el suelo. En resumidas cuentas, era un días de esos para quedarse en casa con la familia leyendo un buen libro, viendo una peli con sus respectivas palomitas, escribiendo, jugando con los peques... y esperar a que escampara el temporal. La nieve cesó pero el temporal se quedó unos días más invitando a la lluvia y el viento. Dos incómodos compañeros de viaje que hacen ineficaz el uso del paraguas.

 

Si la nieve fue la causante del aislamiento de la ciudad. El viento ocasionó un caos importante; árboles caídos, muros derruidos, cables descolgados... Era otro día para quedarse en casa con las mismas sugerencias anteriores a la espera de que dicha eventualidad cesase. Sí, eventualidad. Así se podría calificar la meteorología adversa de estos días. 

 

El paso de la borrasca dio para un gran número de fotografías y posts en las redes sociales. Las cuales tuvieron su particular temporal de criticas hacia el gobierno municipal como si éste fuera el responsable de tal singular climatología. Porque no quiero pensar que el ayuntamiento, en las 143 contrataciones realizadas el año pasado, una de ellas haya sido la del profesor Bacterio de la TIA para crear la máquina metereoloca y así controlar el clima a su antojo.

 

Con ello, no quiero justificar la irregular gestión del gobierno municipal en ciertos aspectos. Bien es sabido por todos el lapso de tiempo que se tardó en repara la calle Calderón; los meses que la calle Alicante tuvo un carril cortado por desprendimiento y, últimamente, el caso del puente Fernando Reig. Los ciudadanos de esta legendaria ciudad somos conscientes de ello. Al igual que tenemos conocimiento de que la ciudad está sumida en una decadencia crónica y si no se pone pronto freno la ciudad marcará electroencefalgrama plano.

 

Tampoco quitar razón a los que aluden de falta de previsión “cuando todas las previsiones señalaban lo que pasó” Criticar pasado el temporal es fácil. Siempre se ven mejor las cosas a toro pasado. Politizar los hechos ocurridos es de poca ética política y querer aprovechar la situación para ganar votos – está claro que en el amor y la política todo vale –, cuando en realidad se debería buscar soluciones y colaborar entre todas las formaciones políticas para beneficio de la ciudad y sus ciudadanos.

 

La gestión, una vez ocurridos los hechos, desde el consistorio municipal no tiene critica alguna. En todo momento se ha esta informando y dado recomendaciones a los ciudadanos vía redes sociales del ayuntamiento. Por tanto, no me queda otra que felicitar a la corporación municipal. Y, por supuesto, felicitar y agradecer a todos los medios de comunicación locales por su información puntual de todo lo que iba ocurriendo. Y a los ciudadanos de este portento de ciudad que utilizan las redes sociales para criticar, criticar, criticar y criticar, pedirles que en estos casos se sirvan de ellas para colaborar, colaborar, colaborar y colaborar.

 

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress