Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Redacción
Martes, 31 de enero de 2017

La gestión del temporal

Enviar por email

Artículo de opinión de Eduardo Tormo, concejal del Partido Popular de Alcoy.

Puede parecer a destiempo la publicación de este artículo. Pero ha habido que esperar las contestaciones del gobierno en el pleno del lunes 30, para valorar lo ocurrido en el último temporal en Alcoy. Y creo que es necesario distinguir tres cuestiones básicas:

 

Solidaridad y valor humano

 

La primera de ellas, y desde mi punto de vista la más importante, es la solidaridad y el valor de las personas. Una vez más en Alcoy estamos de enhorabuena. Porque contamos con un equipo humano que siempre “da el callo” en los momentos complicados; incendios, riadas, nevadas, etc. Por tanto no voy a dejar pasar la ocasión para dar de corazón las GRACIAS.

 

Gracias a protección civil, a las brigadas municipales, a la policía local, a bomberos, a contratistas, a Cruz Roja, a muchos voluntarios, a ACIF, a los medios locales de comunicación, porque por ellos estamos informados. En fin gracias a todos aquellos que han aportado su esfuerzo y dedicación, para intentar poner en orden a una ciudad en estado de shock.

 

Magnitud del temporal

 

La segunda cuestión es la magnitud del temporal. Nos encontramos ante uno de los temporales más potentes de los últimos años. Por tanto, hemos estado en una situación de excepción. Y en estas circunstancias se debe apelar a la compresión de los alcoyanos, porque en muchas ocasiones los servicios públicos no dan abasto y además hay que priorizar los problemas.

 

La gestión del temporal

 

En esta última cuestión, me hago eco del sentir general de los ciudadanos que, salvo los palmeros habituales, están muy disgustados. La calle chirría, la calle critica y la calle está harta de las imprevisiones de un gobierno que hace aguas cuando le dan la más mínima oportunidad. Y es que la gestión del temporal no ha destacado principalmente por su brillantez.

 

Sin duda los efectos del temporal hubieran sido mucho menores con una gestión eficaz de la emergencia.

 

La gestión del temporal, al igual que la de los incendios por ejemplo, empieza mucho antes de que llegue o se espere el temporal. A esto se le llama PREVISIÓN. Previsión con un mantenimiento ordinario y habitual de árboles, taludes, muros, edificaciones, cunetas, redes de pluviales, etc. Mantenimiento que en Alcoy brilla por su ausencia.

 

Y es que Alcoy está “xorrant sang”, “se cae a trozos” y se prefiere invertir en la creación de una empresa pública que en mantenimiento. Valga de ejemplo este caso: si el gobierno hubiera actuado o estabilizado los taludes de la calle Alicante, ahora los alcoyanos no sufriríamos un caos de tráfico como el que estamos viviendo.

 

También hubiera sido recomendable que el gobierno velara por el mantenimiento de los particulares, al menos en todos aquellos elementos que afectan a la seguridad, de forma análoga a como lo hace en fiestas de San Jorge con los balcones de San Nicolás.

 

Parafraseando a un periodista local, se trataba de “una nevada  anunciada, programada, avisada y prevista”. Pero este gobierno ha reaccionado tarde y con mucha improvisación, aún siendo conocedor del deficiente mantenimiento de la ciudad.

 

El sentido común marca que durante el temporal, se debía coordinar todos los medios disponibles para repartir la sal y limpiar las calles. Entre otras cosas, para facilitar el acceso a los colegios, ¡3 días sin colegio!.

 

No puede ser que la estrategia mantenida por el gobierno municipal a mediodía del jueves, para anunciar que al día siguiente habría clase, fuera que llovería por la tarde. Al no llover, esa noche, como si de Roberto Brasero se tratará, el alcalde, provisto de su chándal, tuvo que colgar un vídeo en las redes donde suspendía las clases para el viernes. ¿Populismo?

 

Casi 24 horas después de la última nevada, durante la mañana del viernes, se podían ver aceras de vías principales como las del País Valenciano intransitables por la acumulación de nieve. Eso sí, a esas mismas horas, limpiaban la Glorieta tan utilizada, entiendan la ironía, por los alcoyanos una mañana de viernes.

 

Creo sinceramente, y así lo creen también la inmensa mayoría de los alcoyanos, que la gestión del temporal no ha estado a la altura de las necesidades de la ciudad,… no ha estado a la altura de Alcoy.

 

No quiero ni pensar si otro partido, más de centro derecha, hubiera gestionado así un temporal… las lapidaciones en la plaza pública hubieran sido sonadas.

 

Algo positivo hemos sacado de la experiencia del temporal, el gobierno se ha comprometido a petición del Partido Popular a la redacción de un protocolo de emergencias, inexistente en la actualidad.

 

En fin dicen que después del temporal viene la calma, pues en Alcoy no. En Alcoy, después del temporal llega el caos.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress