Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 8 de marzo de 2017
FIESTA DE ÉPOCA

Villena vuelve al Medievo

Enviar por email

Esta localidad se sumerge en la Edad Media por unos días.

Las Fiestas del Medievo de Villena tienen lugar desde hace 16 años en honor a San José. 

 

[Img #35618]

 

Villena lleva celebrando la festividad de este santo desde, al menos, 1622, pero ha sido con la entrada en el siglo XXI cuando se decidió realizar esta actividad tan espectacular, que con el tiempo se ha consolidado.

 

Se trata de unas fiestas declaradas de Interés Turístico por la Generalitat Valenciana. 

 

San José es el patrón del barrio del Rabal, que es parte del Centro Histórico de Villena y que está declarado Bien de Interés Cultural.

 

Con la llegada de las Fiestas del Medievo, los días 10, 11 y 12 de marzo, los propios vecinos engalanan sus estrechas y sinuosas calles de origen islámico. Además decoran sus casas y las visten al estilo del Medievo.

 

[Img #35619]

 

Este hecho hace que Villena se diferencie de cualquier otro mercado medieval español. Gracias al empeño de los vecinos, estas Fiestas del Medievo se convierten en un evento único e inigualable, en un viaje muy especial a la Edad Media.

 

Así, durante los tres días que dura esta feria, por las calles del Rabal podemos encontrar a músicos, malabaristas, magos, arqueros, caballeros en plena batalla, tragafuegos, expertos en cetrería, maestros del ajedrez y un sinfín de actividades gratuitas para toda la familia. 

 

También destacan vistosas representaciones de teatro callejero, con las que nos podemos encontrar en cualquier momento, con los mismísimos Reyes Católicos o El Cid como protagonistas.

 

[Img #35620]

 

A su vez, las parejas que lo deseen pueden celebrar su enlace nupcial esos días en el Castillo de la Atalaya, una espectacular fortaleza del siglo XII, que preside la localidad. Estas bodas se realizan de forma muy diferente a lo habitual, pues los novios, los invitados, e incluso el concejal que casa al futuro matrimonio, visten todos de época medieval.

 

No falta ni un detalle hasta el punto que los anillos son entregados por un halcón en pleno vuelo, lo que convierte a los novios en protagonistas de un auténtico cuento con el príncipe y la princesa que acaban viviendo felices y comiendo perdices. 

 

Otro de los momentos mágicos de estos días es la Procesión de las Antorchas. En ella, cientos de personas recorren de noche, iluminados por el fuego, las oscuras calles del barrio, en silencio. Todas siguen el ritmo de un tambor con una gran solemnidad.

 

[Img #35621]

 

El recorrido finaliza con un concierto de música celta, de claro corte medieval, junto a las murallas del castillo. Esta misma fortaleza es escenario de fieros combates medievales, los cuales son llevados a cabo por componentes de la Liga Oficial Española de Combate Medieval con un enorme realismo en vestimenta, armaduras, armas y movimientos.

 

Por último, y no menos importante, las calles del Rabal se llenan durante las Fiestas del Medievo con un mercado que suma más de 160 puestos llegados de distintos puntos de España y que aportan elementos como son la artesanía, la alimentación o los puestos de comida o tascas medievales, en las que sentirse un comensal en plena Edad Media. 

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress