Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 4 de abril de 2017
BENESTAR FISIOTERAPIA

¿Cómo deben llevar nuestros hijos las mochilas al cole?

Enviar por email

FISIOTERAPIA. El peso de las mismas puede provocar, a la larga, lesiones en los pequeños.

Los pequeños llevan mucho peso en las mochilas cuando van al colegio. Eso es algo que con el tiempo, a la larga, puede provocar lesiones en nuestros hijos, contracturas, mala postura al caminar e incluso deformidades.

 

[Img #36441]

 

Por ello, ya que el peso no lo vamos a poder disminuir, puesto que han de llevar toda la cantidad de libros a sus espaldas para sus clases, hay que tratar de organizar bien la mochila y llevarla de una manera adecuada como nos explica Adolfo Sancho de la Clínica Benestar Fisioterapia.

 

Se pueden producir lesiones importantes como la escoliosis, que puede acentuarse por este peso de las mochilas, dado que muchas veces las llevan solo de un hombro y eso hacen que vayan de lado al caminar. Tampoco las mochilas de ruedas son tan buenas como creen los padres, puesto que pese a que van por tierra, obligan a los pequeños a ir también de lado, con la espalda girada, arrastrándolas.

 

La mochila más adecuada es la que se ha llevado toda la vida, es decir, la portada sobre la espalda, eso sí, apoyada en los dos hombros, no solo en uno.

 

[Img #36440]

 

Este excesivo peso puede llegar a provocar reducciones de los músculos y modificar la postura natural del niño mientras camina, algo que a la larga le repercutirá en la salud y la buena colocación del chaval al caminar.

 

Lo adecuado y correcto es llevar la mochila lo más ajustada al cuerpo y no como se puede ver ahora entre nuestros jóvenes, que suele estar a la altura del trasero. Cuanto más cerca y ajustada esté, cuanto más cerca esté el peso de nuestro cuerpo, este peso será el mínimo posible por la llamada física de palancas, pero sí está a más baja altura, la palanca desde los hombros hasta la mochila es mucho más larga y por ello si, por ejemplo, la carga que llevan los niños-as es de 5 kilos, el peso que soportan sus hombros puede ser de 10 o 15 kilos.

 

Por ese motivo la mochila debe ir apegada al cuerpo lo máximo posible, con las correas bien ajustadas y a la hora de organizar la propia mochila lo más adecuado es poner los libros más pesados lo más pegados posibles a la espalda y conforme nos vayamos alejando de la propia espalda, ubicar los libros más livianos o el estuche, o los elementos que menos pesen, para que este peso no nos eche demasiado hacia atrás.

 

 

Es adecuado que la mochila sea acolchada, aunque no es lo más importante. Todos estos son consejos que nos da Adolfo Sancho, de Benestar Fisioterapia, quien cuenta con la ayuda del alumno de fisioterapia, Alejandro Tormo.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress