Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriel Llácer
Jueves, 27 de abril de 2017
CON VÍDEO

Terry Venables, del ruido del Barça al silencio de Penàguila

Enviar por email

Entrevista al ex entrenador del Barcelona, dueño del Hotel La Escondida.

En pleno corazón de la comarca de El Comtat, los habitantes de Penàguila recuerdan todavía el Mas de Pau. Ahora, esta edificación es el Hotel La Escondida, un lugar de remanso y paz que parece sacado de una película. Todo muy cuidado, muy "inglés". Esto se debe a que su propietario y su esposa son de origen británico. El ahora empresario, fue en su día un conocido futbolista, aunque en España se le recuerda más por ser entrenador del Barcelona. Terry Venables nos ha abierto las puertas de su casa y también las de sus recuerdos futbolísticos y personales.

 

Pregunta - ¿Te enamoraste de este lugar donde está el Hotel La Escondida nada más verlo?

Respuesta - Sí, me enamoré. Hace 10 años estábamos buscando una casa que no estuviera muy lejos de la playa, porque es más ruidosa, con más gente, queríamos algo más tranquilo. Mi mujer y yo decidimos seguir buscando algo un poco más al norte, en esta área.  Creo que fue hace 18 años cuando encontramos la casa que buscábamos, con el terreno, el hotel... todo. Supimos que iba a ser algo que nos gustaría. Encontrar esto fue absolutamente fantástico y la gente que había aquí fue maravillosa, muy amable…

 

P - Hablemos un poco de deporte y luego volveremos a La Escondida. ¿Echas de menos el fútbol?

R - ¿Que si lo echo de menos? Sí, pero he comprendido que el tiempo pasa y que tienes que pensar en el futuro, que es ahora, después de haber estado en Barcelona. Este es el futuro y decidimos pasar esta etapa de nuestras vidas y sacar el mayor provecho de ello y lo pasamos muy bien aquí, por toda España, porque hemos estado en muchos lugares diferentes, pero al final decidimos que este era el que más nos gustaba.

 

P - Como jugador has estado en el Chelsea, Tottenham, Queens Park Rangers y Crystal Palace, todos equipos ingleses. ¿Era difícil ir al extranjero?

R - ¡Sí, todos en Londres! No, no, pon que fue para Inglaterra (risas). Tuve una buena carrera deportiva en Inglaterra y también hubo otros jóvenes que tuvieron mi misma proyección y eso fue importante para mí. Realmente yo no sabía entonces si iba a ir al extranjero o no porque por mis éxitos en Inglaterra. Cuando empecé a entrenar al Barcelona, todo el mundo me decía "Menotti es un entrenador fantástico, ganador del Mundial", pero lo que realmente querían era una persona joven con hambre de éxitos y Menotti en esa época iba a regresar a Argentina. Así que tuve la oportunidad y naturalmente yo no era lo que buscaban, pero la gente por la calle me decía: "Tranquilo Terry, nunca ganarás la liga". Yo preguntaba por qué y me decían que los árbitros no eran muy amables con el Barça y todas esas cosas. De hecho me decían  "no te preocupes, solo con que le ganes al Real Madrid, todo el mundo será feliz".

 

[Img #36974]

 

P - En tu etapa de entrenador estuviste 3 años en el Barça, de 1984 a 1987, y muchos piensan que contigo empezó la modernización del club. ¿Piensas igual?

R - No soy yo quien debe decirlo pero creo que es como te decía antes, la gente de la calle me decía "¿por qué crees que podrás hacer lo que otros no han podido?" Y seguían diciendo aquello de “con que le ganes al Real Madrid, ya está”. De todas formas cuando la temporada empezó, yo llegué al Camp Nou para la presentación como entrenador, con todo el público. Todo fue bien y muy cercano desde el principio de la temporada. En la pretemporada hubo partidos amistosos, porque querían jugar contra  diferentes equipos fuera, en Andorra. Entrenamos mucho y fue muy bien. Al principio de la liga nadie podía creer quién era yo. Schuster decía ¿quién es este? ¿Un inglés que viene de la playa? Todos los periódicos: "¿qué está pasando?¿cómo está funcionando?" Yo pensaba oh, no… Da igual, el primer partido fue contra el Real Madrid, en su casa y el  resultado fue 0-3. Les ganamos en mi primer partido en el Bernabéu. Así que después de todos los partidos que habíamos tenido en el stage en Andorra hasta el primer partido serio en el que estuve involucrado, fue muy significativo para todos,  porque nos metimos en la liga y la ganamos en mi primer año allí. Fue simplemente fabuloso.

 

P - Pudiste ser el primer entrenador que levantara la Copa de Europa para el Barcelona.

R - Sí, la Copa de Europa. Fue en Sevilla y empatamos. Hubo penaltis y fue un triste final para la temporada, pero estar en esa posición después del primer año,  con todos  los buenos partidos que habíamos tenido, me hacía estar muy orgulloso de los logros obtenidos. Para mí el Barcelona era algo con lo que nunca, nunca, habría soñado y no sé cómo lo conseguí. Durante esa época hubo jóvenes jugadores. En la primera liga Maradona estaba allí pero al año siguiente tuvo que dejar el club. Se fue al Nápoles y él ganó la liga allí, pero nosotros también ganamos la liga en Barcelona, así que al final fuimos amigos.

 

P - ¿Cuál es el mejor equipo al que has dirigido?

R - ¿El mejor equipo? El Barcelona fue el mejor club, porque los equipos cambian, pero el club siempre está.  Creo que yo estaba tan emocionado por todo que tenía que “aterrizar” porque de hecho, los buenos resultados que habíamos tenido antes de finalizar la liga fueron gracias a todos los jugadores. Menotti se había ido a Argentina y le ganamos por goleada en la pretemporada, en el Trofeo Joan Gamper. Y ganamos todos los partidos de mi primer Gamper. Estaba funcionando realmente bien. Y lo que decía la gente de la calle sobre el partido contra el Real Madrid era verdad: "el Clásico", jugamos 14 Clásicos en esa época.

 

[Img #36973]

 

P - ¿Cuántos ganasteis y cuántos...?

R - No, no. Ganamos 12 de los 14 Clásicos.

 

P - Eso es muy difícil...

R - Sí, es difícil.  Entonces jugaban… cómo se llamaban… Butragueño, Míchel... todo ese grupo, era un gran equipo.

 

P - ¿Cuál es el mejor jugador que has tenido?

R - Tuvimos jugadores muy buenos en el Barcelona. Cuando Maradona se fue, tenía muchas heridas por culpa del "carnicero" de Bilbao, Goikoetxea. Así que traje a Archibald, de los Spurs, y fue muy buen jugador, excelente, y mucha gente decía ¿quién es este? Nadie le conocía, ni a su juego tampoco, pero funcionó muy bien y pensé que era todo lo que necesitaba. Al año siguiente, como te he dicho, perdimos el partido en Sevilla, pero llegamos hasta allí, lo cual era fantástico y muy importante. Y eso era algo de nuevo… Archibald fue un buen hallazgo, era bueno y lo hizo muy bien.  En esa época también tuvimos a Víctor, Migueli, Alexanco, Urruti, que murió en un accidente de coche, y también estaba Gerardo, Julio Alberto... recuerdo exactamente cómo era el equipo y era muy bueno. Por supuesto no ganamos la Copa de Europa, pero estuvimos muy a punto. Tengo que decir que la temporada siguiente debíamos continuar así, que tenían que traer más jugadores para la siguiente temporada. Y vino Gary Lineker. Después de traerlo al Barcelona, volvió  al Tottenham. Marcó 80 goles en cuatro temporadas. Eso es algo de lo que estoy muy contento. Después también vino Mark Hughes.

 

P - Has sido seleccionador de Inglaterra y de Australia, pero has acabado en Penàguila, ¿qué tiene esta tierra?

R - Sí, (risas) exacto. Cuando vinimos aquí, había estado viviendo en Jávea, después de Barcelona, fuimos a vivir a Jávea. Íbamos y veníamos para hacer diferentes cosas, pero esto estaba bien, y eso era realmente importante. Creo que es diferente porque Australia está muy lejos, pero lo pasamos muy bien. La época en Barcelona fue fantástica. La gente estaba siempre con el Barça-Real Madrid, pero sacaban lo mejor de todo. Es algo de lo que estoy muy orgulloso.

 

P - ¿Por qué una persona tan vinculada al fútbol termina montando un hotel?

R - Bueno, esto es lo que ocurre. Vinimos y lo decidimos, decidimos rehacer La Escondida como está ahora, ya que era el Mas de Pau como mucha gente sabe y todavía muchos lo llaman así y vienen y lo disfrutan. La gente española es muy servicial, muy buena, y por supuesto, al estar aquí, también vienen muchos ingleses, así que la gente me pregunta, ¿qué piensas, qué prefieres, gente inglesa en tu hotel o españoles? Y yo les digo que no me importa, solo busco una cosa. Solo quiero buena gente que nos ayude con el hotel,  venga a comer aquí y que disfrute aquí con nosotros, que nos recuerde cuando nos hayamos ido, y que quieran seguir viniendo a ver cómo van las cosas por aquí.

 

[Img #36976]

 

P - ¿Cuál es tu día a día en La Escondida?

R - Mi esposa y yo llevamos este hotel, somos los propietarios y simplemente lo disfrutamos. Tenemos fantásticas reseñas en Facebook y sitios así y yo le digo que lo estamos haciendo bien, todo el mundo disfruta aquí y eso es lo más importante. El silencio que hay aquí es atronador y a la gente le encanta cómo es. Así que cuando entras, lo buscas y lo disfrutas.

 

P - ¿Hablas de fútbol con los clientes?

R - ¡Sí, por supuesto! Los españoles saben que yo estaba en el Barcelona y creo que es un buen negocio para nosotros, por la comida que hacemos. Los españoles y los ingleses ríen juntos y nos aseguramos de hacerlo bien.

 

P - Por lo que veo también eres escritor.

R - Sí, en realidad he escrito unos 18 libros sobre fútbol y puedo decir, bueno, ese que tienes ahí es el libro de mi esposa. Tiene otro en proceso, pero ella sigue diciendo que sus libros son mejores que los míos y yo le digo que no sea ridícula (risas). De todas formas, debo decir que su libro es excelente, es realmente bueno. Nos gusta pensar que en las próximas dos semanas, dos meses... continuaremos discutiendo sobre qué libro es el mejor de los dos.

 

[Img #36975]

 

TERRY VENABLES

Terence Frederick Venables nació en Dagenham el 6 de enero de 1943. Como futbolista ha jugado en el Chelsea, el Tottenham, el Queens Park Rangers y el Crystal Palace. Decidió abandonar Londres y vino a entrenar al Barcelona, donde pasó tres temporadas. En su primer año ganó la Liga y al año siguiente fue finalista de la Copa de Europa.

 

Le gustó tanto España, que pese a haber sido seleccionador de Inglaterra y Australia, se instaló junto a su esposa, Yvette Venables, en una masía de Penàguila. Juntos inventaron el Hotel La Escondida en el que conviven junto a sus clientes.

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress