Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Lucas
Martes, 23 de mayo de 2017
ÓPTICA AGULLÓ

Molestias en los ojos en primavera

Enviar por email

VISIÓN. El polvo, polen y una mayor exposición solar pueden ser la causa.

Con la llegada del buen tiempo hay mucha gente que nota molestias en los ojos. Estas molestias pueden ser de diferentes tipos. Hay que identificar esas molestias y buscar la solución específica al problema, como recomienda José Luis Agulló, de Óptica Agulló.

 

[Img #37524]

 

José Luis Agulló ha indicado en Express66 que lo más importante es descartar que se trate de un problema patológico que sea el médico quien debe tratarlo. Las molestias más habituales por los que acuden sus clientes a la óptica son tener los ojos rojos, aparición de costras en los párpados o en el borde de las pestañas, picor o escozor. En Óptica Agulló tienen las herramientas adecuadas para identificar el problema y determinar si se trata de un problema que debe solucionarlo un médico.

 

 La mayoría de los casos de molestias en los ojos se debe a la calidad de la lágrima. “Influyen muchos factores ambientales” explica José Luis Agulló, “En primavera hay más polen y polvo, la exposición solar. Aunque también puede deberse a problemas de salud que tiene la persona y hay muchos factores que se han de evaluar”.

 

[Img #37525]

 

La lágrima se forma en unas glándulas que hay en el interior de los párpados. La inflamación de estas glándulas puede afectar a la calidad de la lágrima. La lágrima está formada por muchos componentes, pero fundamentalmente tiene varias capas:

 

La capa mucosa que se adhiere sobre la córnea. Es una superficie que tiene sus irregularidades y sobre ella se ha de adherir la capa de lágrima. En el caso de que no sea así, la lágrima cae “Cuando esto sucede es cuando uno nota que el ojo llora”.

 

La capa grasa que ayuda a que la lágrima no se evapore. Si la lágrima se evapora fácilmente, se producen molestias y sensación de ojos terrosos.

 

Estos problemas también afectan a los usuarios de lentillas, ya que las lentes son como esponjas que absorben las lágrimas y el oxígeno que debe llegar a los ojos.  En esos casos, es muy importante la higiene.

 

Las gafas, graduadas o de sol, son una pantalla de protección que impide en gran medida que los factores ambientales afecten a los ojos tanto como si no se llevan puestas.

 

Ante un problema o una molestia, es importante evitar la automedicación y acudir a un profesional que determine cuál es la mejor forma de ponerle remedio.

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress