Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Redacción
Martes, 23 de mayo de 2017

Impuestos y Cocentaina

Enviar por email

Artículo de opinión de Rafael Montava Molina, portavoz del PP en Cocentaina.

En la pasada comisión de cuentas, el PSOE comentó que estaba estudiando una reducción de impuestos a los contestanos después de más de 30 años en el gobierno, fue cuando no me puede reprimir un “ya era hora”. Por fin el partido socialista accedía a escuchar a nuestra formación y a miles de ciudadanos que sufrimos día a día la presión fiscal más elevada de nuestro entorno.

 

Año tras año hemos reclamado una reducción de impuestos, o al menos, una equiparación en términos globales con Alcoy, Muro o Ibi. Por desgracia nunca se accedió a aceptar nuestras exigencias en materia fiscal. Ello se ha ido evidenciando en el decrecimiento económico, en un paro estructural (del partido de ZP y Susana...) que solo baja de forma circunstancial y en la imposibilidad de sentar una base económica más o menos sólida porque se ahuyenta toda inversión posible. Con todo nuestro potencial, es una desgracia que el PSOE haya preferido “fusilar” con impuestos a los vecinos antes que recaudar lo justo y gastar lo necesário.


Por contra, seguimos viendo como Mireia, que nos cuesta un sueldo casi estratosférico, se preocupa por impulsar cosas tan importantes como: la promoción del lenguaje/a no sexista/o en la administración/a, declararnos zona libre de apartheid israeliano, quitar la bandera de Europa junto con la extrema izquierda o encabezar marchas para pegar pegatinas en los comercios sin rampa (cuando el propio PSOE no tiene ni regularizados muchos sus edificios públicos).


Solo gastando lo necesario podemos asegurarnos de que será abastecido; y en Cocentaina vemos como años de despilfarro se saldan con un servicio de agua potable deficiente, un SIC desbordado, un Passeig por el que parece que pasan tanques, una Fira venida a menos, viviendas sociales que no se construyen o huertos sociales que ahondan el fracaso de una izquierda sin principios ni ideas.

 

Ahora, después de una polémica revisión catastral donde han recaudado casi un millón de euros, es cuando acceden a “estudiar” una bajada de sobrecarga fiscal. Ahora, que incluso vemos las demás partidas igual o incrementadas, es cuando un simple “estudiaremos” antra en escena y desprende un rayo de esperanza a todos nuestros autónomos, asalariados y emprendedores que no quieren huir a otra localidad a construir sus proyectos de vida.

 

El Partido Popular de Cocentaina celebra este tímido cambio de rumbo, con resignación, porque de haber gobernado de verdad, hace años que los contestanos seríamos líderes en varios sectores, pero seguiremos presionando (usando la razón y las armas democráticas) para que avancemos hacia la liberación fiscal.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress