Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 26 de mayo de 2017
CON VÍDEO

'El Tiempo' de Jorge Sanz tras 40 años de profesión

Enviar por email

Entrevista al actor español en su visita a Alcoy.

Cuando se quiso dar cuenta, Jorge Sanz ya era actor. Desde bien pequeño, por casualidades del destino, empezó a trabajar y ya nunca paró. Ha recorrido el mundo con sus papeles en películas y teatros, pero le apasiona viajar por España en sus ratos libres. Ahora, va en silla de ruedas, pero solo durante los 90 minutos que dura el último espectáculo en el que se ha sumergido: 'Tiempo'. Justo es ese el 'tiempo' que le queda de vida a su personaje. Reflexiona sobre la vida y sobre aquello que de normal no se había preguntado hasta el momento. ¿Se habrá preguntado el propio Jorge qué será de él ahora que está a punto de cumplir 40 años en esta profesión?

 

 

Pregunta - Podríamos empezar hablando de tu currículum, pero es inmenso.

Respuesta - No, pero he tenido la inmensa fortuna de haber empezado muy joven. Hace poco, echando cuentas, resulta que estoy a punto de cumplir 40 años de oficio.

 

P- Antiguamente la gente decía que cuando cumplía 40 años se podía retirar...

R- Yo creo que ahora es a los 60, pero ser actor es tener un oficio de artesanos, de esos que no apetece retirarse. Cada día que pasa estás mejor y la gente te trata más de usted (risas). Cada vez es más difícil irse de este oficio.

 

P- Siempre me gusta preguntar cómo se le ocurre a la gente empezar a trabajar en lo que es, pero en tu caso, cuando te diste cuenta ya estabas trabajando.

R- Soy el ejemplo de que la vida a veces casa y rima. Este oficio a veces lo elijes y a veces él te elige a ti. Ha habido casos de gente que iba por la calle y un productor le ha parado para decirle si quería salir en su película. Algo similar me pasó a mí. Mi madre vio en un periódico un anuncio en el que buscaban un chaval de 9 años para actuar. Me vino a buscar al cole y todo, pero después de varias pruebas no me cogieron. Entonces fue cuando en el portal de mi casa me crucé con Amalia De La Torre, gran actriz que ya estaba en esa película, y me dijo que volviera. A los 4 días llamaron y dijeron: "oye, este niño es muy fotogénico". El papel de mi madre lo iba a hacer Ornella Muti, pero al final no pudo y por cosas del destino lo hizo Jane Birkin, que es de otro planeta. La película era 'La Miel', de Pedro Masó, con José Luis López Vázquez y guión de Rafael Azcona. Creo que son los primeros tres cuartos de hora más bonitos y divertidos del destape, una de las obras maestras de la época.

 

[Img #37635]

 

P- Ahora estás inmerso en el teatro con la obra 'Tiempo', en la quie estás solo y con un tema muy profundo porque te quedan 90 minutos de vida...

R- No es que tu vida se te acabe de repente. Llevas un tiempo así y una vida muy disipada. Te queda poco tiempo y te haces muchas preguntas. Por ejemplo te preguntas quién es Dios en los últimos 20 minutos de tu vida. También hay comportamientos tipificados como de estupor, intolerancia o negación... estas son las cosas que tiene morirse, pero el personaje se da cuenta de que no le queda más remedio y se lo toma con sentido del humor. Empieza a decidir y... ¡de aquí a una hora a mí que me denuncien!

 

P- La versión en catalán la hace Quim Masferrer y tú haces la castellana, con dirección de Ramón Fontserè. La obra ya tiene recorrido hasta el momento de esta entrevista.

R- Empezamos a hacer previas y la estrenamos en el Alcázar de Madrid. Nos salió muy bien y funciona porque Quim Masferrer tiene un estilo interpretativo especial y una ideología muy concreta. Ramón Fontserè es justo lo contrario y para ser la compañía más antigua de Europa, justo es en Catalunya donde no le salen bolos. Luego estoy yo, de aglutinante, y entre los tres hemos descubierto que hablamos el mismo idioma y por eso la función va como un bólido.

 

P- El personaje tiene retranca, pero también invita a la reflexión.

R- Y al humor. Está claro que todos tenemos alguien cercano que puede estar mal, pero la cosa no está para fastidiar a nadie, sion para que se tomen la vida y las cosas de la vida con sentido del humor. La muerte es parte de la vida. Es donde pone 'The End' y a veces después de los títulos de crédito hay que esperar un poco más.

 

[Img #37634]

 

P- Uno de los elementos más importantes es la silla de ruedas. También aparece un cronómetro. ¿Estáis solos los tres en el escenario?

R- Aparece también un personaje muy onírico, como le gustan a Fonteserè, que no sabes quién es, porque a veces parece un bedel y en otras lo confundo con Dios... Con la silla de ruedas bailo incluso un vals. Esta silla la ha montado el Campeón de España de bailes de salón en silla de ruedas. Lo que pasa es que Quim Masferrer me lleva ventaja, ya que lleva 120 bolos por Catalunya y hay mucho camino hecho por él y yo luego me he apuntado el resultado. Lo que es muy bonito es que un texto hecho para otra persona me llega a mí y digo: está hecho para mi.

 

P- El cronómetro todos lo tenemos en marcha, pero ¿disfrutamos de la vida?

R- No como deberíamos disfrutarla, porque nos hacemos miles de preguntas, pero la único que queda claro es que lo hemos organizado mal. Hay que disfrutar más, ser más abiertos, decirse más las cosas y estar menos tiempo con la pantallita todo el día.

 

P- Hablando de disfrutar, nuestra revista es de turismo de interior. Cuando Jorge Sanz viaja por ahí, ¿qué busca?.

R- Yo soy un apasionado de España y Portugal y desde los 9 años he tenido la fortuna de haberme recorrido España entera. Me encanta viajar trabajando, pero cuando es por placer depende de lo que busque. Si voy al norte, me gusta por ejemplo Vigo. Allí hay un restaurante con varias fotos mías con distintas edades. Además, se come de maravilla.

 

[Img #37636]

 

CURRICULUM

Jorge Sanz Miranda nació el 26 de aogsto de 1969 en Madrid. Su debut profesional como actor fue a los 9 años en la película 'La Miel', de Pedro Masó. A partir de ahí, la infinidad de películas en las que ha participado llenan su currículum. Algunas de las destacadas: 'La niña de tus ojos', 'Belle Époque' o 'Conan el Bárbaro'.

 

Es un apasionado de los viajes. Le encanta España y Portugal y allá donde va, descubre un nuevo rincón en el que disfrutar durante su estancia. Ahora, se pasea por España con la obra 'Tiempo', donde sus únicos acompañantes en el escenario durante todo momento son una silla de ruedas y un cronómetro.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress