Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 4 de agosto de 2017
SIGUE UTILIZÁNDOSE CON ÉXITO

El buzoneo, el marketing de toda la vida

Enviar por email

Se trata de una técnica que no se ha visto afectada por el paso del tiempo.

Los tiempos cambian, la tecnología cada vez está más presente en todo y parece que todas las técnicas se modernizan o perfeccionan gracias a esto. Sin embargo, no en todos los casos es así y es que muchas veces, las herramientas del marketing más tradicionales, vienen a ser las que mejor funcionan, como por ejemplo el buzoneo.

 

[Img #38974]

 

El buzoneo es un método publicitario mediante el cual, el anunciante deposita folletos de publicidad, dentro de los buzones, con el fin de impactar al receptor de la publicidad con los productos anunciados. Se trata de una de las técnicas de marketing por excelencia y que no se ha visto afectada por el paso del tiempo, puesto que se sigue utilizando con éxito hoy en día.

 

Si el buzoneo se sigue usando con el paso del tiempo, es porque presenta una serie de ventajas bastante interesantes para los anunciantes, empresas como Geobuzón, con años de experiencia en este sector, son el vivo ejemplo de que este método es realmente efectivo.

 

En primer lugar hay que decir que se trata de una técnica bastante barata. Los costes únicamente residen en la producción de los folletos, flayers o papeles que queramos usar, así como el pago a los repartidores que se encargan de rellenar los buzones de los receptores. No tiene comparación alguna al precio que cuesta anunciarse por la televisión o en una cuña de radio.

 

A parte del bajo coste, son muchas más las ventajas que tiene, por ejemplo es una publicidad que se puede segmentar. Con esto queremos decir que podemos mandar un folleto diferente de nuestra empresa tanto a un barrio como a otro, si queremos diferenciarlo de alguna manera u ofrecer cosas diferentes. Este segmento es posible, debido a que podemos personalizar el folleto todo lo que queramos, por lo que podemos hacerlo más llamativo o destacar cualquier aspecto que queramos. A parte de todo esto, estamos hablando de un producto físico, es decir, que va a estar delante de la persona durante un buen tiempo, lo que permite que se pueda conservar a modo de recordatorio o darle otras utilidades, pero pese a todo lo que se haga con él, siempre estará presente la publicidad.

 

Para ir terminando, es un marketing que llega a todo el mundo. No se necesita televisión o internet para disfrutar de él y permite llegar a todas las áreas y público de una ciudad, algo importante si es una ciudad grande. El buzoneo Barcelona es una gran opción por ejemplo para dar a conocer algo a todo el mundo dentro de la propia ciudad. El que no se trate de un producto tecnológico, acerca aún más al público más adulto que todavía tiene problemas con las nuevas tecnologías. Pese a esto, se pueden implementar códigos QR con los que ampliar la información en los dispositivos móviles, siendo más atractivo para los más curiosos o disfruten más de la tecnología.

 

En definitiva, un gran método, que se adapta a todo tipo de público y perfiles, que se mantiene y mejora con el paso del tiempo.

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress