Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 12 de septiembre de 2017
SEGUROS

¿Por qué a mí, si he llamado al 902 porque he tenido un accidente?

Enviar por email

El peligro de las compañías de seguros que te cobran por tu mala suerte.

El alta es fácil, no te preocupes. Encima te van a prometer un recibo más barato y seguro que mejores coberturas. Total, con un poco de suerte no lo comprobarás a no ser que tengas la mala suerte de tener que utilizar el seguro. Entonces te preguntarás aquello de ¿por qué a mí si yo lo tenía todo?

 

[Img #39397]

 

Y es que, perdónanos que insistamos, no siempre lo que parece es. Como explica Esther Ponsoda, responsable de la oficina de la Zona Norte de Alcoy de Espabrok, “a nosotros lo que nos apasiona es comprobar bien las ventajas de cada compañía, ver cuál se adapta mejor a nuestro cliente y, sobre todo, atenderlo de manera cercana si tiene un siniestro para quitarle el problema y ocuparnos de su solución”.

 

Uno de problemas con los que se topan muchas personas es que contratan un seguro en una compañía de las que tanto se anuncian en la tele y después echan a faltar esa cercanía. Las llamadas del alta son gratuitas, a un 900. A veces hasta te llaman ellos, pero ¿qué pasa en caso de tener que dar un parte? Que hay que llamar a un 902.

 

Los teléfonos comenzados en 902 son números virtuales que ocultan líneas locales que casi nunca desvelan las grandes corporaciones que las utilizan. Ganan mucho dinero con ello, aunque ese ingreso llegue en el momento del siniestro.

 

[Img #39398]

 

En teoría, la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios estipulaba que solo los call center podían utilizar este tipo de números porque estas empresas podían recuperar así el gasto producido por una gran carga de llamadas. Esto excluye a los servicios de atención al cliente, aunque no ha sido así, a excepción de algún sector, como el de las eléctricas.

 

Las empresas de seguros de la tele siguen utilizando estos números 902 pese a las denuncias, especialmente de FACUA. Cada llamada de cinco minutos puede superar los tres euros, siempre que no sea desde un móvil, por otra parte lo más habitual. Si, como sucede casi siempre, las llamadas se alargan de operador en operador, de trámite en trámite, podemos perder el supuesto ahorro en el que tanto nos han insistido. Ahí llega la pregunta que nos hacemos: ¿por qué a mí?

 

La solución es sencilla, como nos recuerda Esther Ponsoda, desde Espabrok Alcoy. “Tener un agente mediador de seguros de confianza es la clave, nos conoce, le podemos explicar bien qué necesitamos, puede ver el bien a asegurar y, sobre todo, está siempre a su disposición y sin cobrarnos cada vez que le llamemos”.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress