Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 14 de septiembre de 2017
ACCESO PENOSO

Blanes: “La demolición de Ceres podría ser temeraria”

Enviar por email

Guanyar desvela informaciones de expertos que indican que la ladera se deslizó al demoler las naves de la Beniata.

Guanyar Alcoy ha calificado como despropósito y ejemplo de mala gestión la actuación del Gobierno Municipal respecto al derribo, deslizamiento de la ladera y reparación parcial de la entrada de Alcoy por la Beniata.

 

[Img #39434]

 

La formación de unidad popular ha explicado cómo diversos expertos han informado que el problema pudo sobrevenir tras la demolición de unos muros aparentemente de mampostería para el revestimiento que podrían haber estado sirviendo de muros de contención. La ladera se encontraba estable desde los años 80 y ha sido al tirar las naves cuando la ladera ha venido abajo.

 

 Esta tesis contradice la que defienden miembros del gobierno, que tratan de justificar el corrimiento de tierras con las obras que la UPV realizó hace un par de años arriba. Sin embargo, en su momento la Universidad realizó un estudio geotécnico que acreditó la estabilidad de los terrenos y la seguridad de la construcción.

 

La portavoz de Guanyar Alcoy, Estefanía Blanes, ha declarado que “la demolición de Ceres podría ser temeraria” porque tal y como ha afirmado “nos llama la atención que el proyecto no hace un análisis de la situación previa, es decir, saber por qué el edificio se encontraba en esta situación y las consecuencias que nos han llevado a tener que derribarlo,  como tampoco se hace referencia al estudio del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), en el que se contempla de forma muy exhaustiva y completa el comportamiento de las laderas y de las tierras de Alcoy en general”.

 

Blanes, además, ha criticado la gestión de esta crisis. “No solo se hubiera podido incurrir en errores al derribo, sino que toda la gestión para tumbarlo ha sido tremendamente lenta teniendo en cuenta que desde mayo de 2015 se declara el estado ruinoso del edificio y hasta un año después no se actúa”, ha recordado la concejala. Igualmente, ha calificado como “una muestra de la falta de diligencia palmaria” el error de comunicación con la UPV para solicitar permiso de actuación urgente, ya que en lugar de dirigirse a la dirección de Alcoy, la petición se remitió a Valencia, lo que ha retrasado, según Estefanía Blanes, la intervención 4 meses más.

 

“No estaría de más que el responsable político, el concejal Manolo Gomicia, explicara todos estos seguidos de errores e informe a la ciudadanía sobre plazos de forma creíble ", ha concluido la portavoz de Guanyar Alcoi.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress