Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 16 de noviembre de 2017
ÓPTICA AGULLÓ

Las últimas tecnologías en los centros ópticos nos ayudan a cuidar nuestra salud

Enviar por email

VISIÓN. A la vez que obtenemos unas lentes personalizadas, cuidamos de nuestro cuerpo.

El óptico optometrista cuenta con una amplia tecnología y por ello su oficio va mucho más allá de la creencia habitual de revisar el sistema visual y la graduación que uno tiene, para después hacer las gafas y adaptar las lentillas que cada cual necesita, como nos explica José Luis Agulló de Óptica Agulló.

 

[Img #40716]

 

Gracias a la evolución tecnológica, los ópticos pueden detectar ciertos tipos de alteración y de problemas en la visión y realizar una labor preventiva, es decir, mejorar de forma importante tu salud.

 

El ojo nos puede decir que padecemos alguna enfermedad. Estas últimas tecnologías nos permiten por un lado adaptar las lentes, fabricar y seleccionar el producto más adecuado a cada persona y a cada necesidad, dado que debemos tener en cuenta que ni todos los ojos son iguales, ni todos miramos igual, ni es el mismo el ritmo de vida de cada persona, ni tampoco las posturas, ni las actividades son las mismas.

 

Estos avances nos permiten, por una parte, avanzar de forma importante en la personalización de las lentes, mientras que gracias al instrumental que Óptica Agulló tiene en su gabinete, también podemos detectar las anomalías. Así, instrumentos no invasivos como el tonómetro, que mide la presión intraocular, los topógrafos, los biomicroscopios o los retinógrafos, son instrumentos que permiten al oculista avanzar mucho más allá, pudiendo incorporar servicios de teleoftalmología. Se trata de un tema muy importante pues facilita mucho la labor a los ópticos optometristas y les da más seguridad a la hora de sus diagnósticos.

 

La teleoftalmología permite una interconexión interdisciplinar, pudiendo captar imágenes de diferentes estructuras oculares y que estas imágenes puedan ser analizadas por un oftalmólogo especializado en este tipo de tareas, salvando barreras de espacio y tiempo.

 

En este caso, el oftalmólogo analiza las imágenes, hace una valoración y realiza un informe con unas orientaciones respecto a si hay que hacer más pruebas o si se ha de hacer una visita presencial al oftalmólogo para tratar o realizar estas pruebas adicionales o un tratamiento personalizado e incluso si es recomendable remitir al paciente a otras especialidades.

 

[Img #40714]

 

El vidrio de las gafas con este nuevo instrumental se puede adaptar a la manera que tenemos de mirar. Estamos acostumbrados a que uno necesite gafas de cerca o gafas de lejos, pero en realidad estamos utilizando diferentes distancias constantemente y más hoy en día, en el que estamos en contacto con móviles, tablets, ordenadores... Hay muchos trabajos que requieren la visión intermedia y de cerca, y existen personas que pueden tener alguna enfermedad o deficiencia que les limita los movimientos. En estos casos no verán igual que otros. También hay cierto tipo de trabajos que exigen una colocación o inclinación de la cabeza de forma específica, algo que no sucede en otros casos.

 

Se pueden estudiar todos estos factores a la hora de la personalización de las lentes. Por ello no es solo preparar las gafas que necesita alguien para lejos o las que necesita alguien para cerca, se ha de dar la opción más conveniente para cada situación.

 

Igual que no existen zapatos que sean para todos los usos, unos son para la playa, otros para la montaña, por ejemplo, en este caso, el de las gafas, es lo mismo. El instrumental avanzado nos permite personalizar esas lentes, valorando todos estos aspectos antes citados de cada persona de la que estamos tomando los datos, unas gafas a la carta. Pero al tiempo en la comunicación telemática con los proveedores de los ópticos, estos les dan las órdenes como si tuvieran a la persona delante de ellos, así como la montura en la que tienen que ir estos vidrios para de este modo poder personalizar los parámetros.

 

Con este proceso, a la óptica llegan las lentes ya cortadas y aquí solo deben colocarlas en la montura, evitando así un proceso anterior que no deben ya hacer en sus talleres.

 

En la parte del gabinete de Óptica Agulló a parte de valorar las necesidades que uno pueda tener en cuanto a llevar gafas o lentillas, también se detectan esas posibles anomalías, defectos o patologías que puedan tener las personas aún siendo en momentos muy incipientes donde todavía no hay síntomas. Por citar algunas se pueden detectar patologías como la diabetes, enfermedades reumáticas o cardiopatías.

 

Así se realizan campañas preventivas y con los informes que realizan los oftalmólogos pueden servir de ayuda para el médico de cabecera para saber qué pautas seguir en caso de encontrar algún problema en su fase inicial y solucionarlo a tiempo. En el Carrer Comte de Cocentaina, 15, podemos encontrar a Óptica Agulló.

 

 

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress