Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ray Montava
Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Radio Cocentaina, ¿y ahora?

Enviar por email

Ray Montava, ex secretari del consell d’administraciò i ex liquidador de Ràdio Cocentaina.

En primer lugar, hay que explicar la situación actual de esta mercantil. Ràdio Cocentaina no es un tentáculo de la administración pública local, es una mercantil separada de esta. Su relación con lo público es que el capital de la misma es 100% municipal. Siendo a efectos de gastos para el contribuyente, como un departamento más de nuestro consistorio.

 

Los socialistas gastan unos 180.000€ al año para su mantenimiento sobre un presupuesto de 9M de euros (aprox.). Corresponde al debate político en nuestro Ayuntamiento determinar si se modula o no ese coste. Teniendo en cuenta que, pese a que en 1992 (cuando fue creada) no existían los más de 10 medios privados que hoy informan sobre nuestra comarca, Ràdio Cocentaina sí mantiene su impacto social.

 

Pero no corresponde a nuestro Ayuntamiento modular la aplicación de la norma que nos obliga a liquidar automáticamente la mercantil: que no es más que el desarrollo del precepto constitucional 135, aprobado por PP y PSOE, que ya evitó en su día la quiebra del Estado. Hago este matiz porque el PSOE local suele aferrarse a la aplicación de la “Ley Montoro” para tapar sus miserias, cuando la propia ley es el desarrollo lógico de la modificación constitucional que el mismo PSOE aprobó en el Congreso.

 

Olvidándonos de siglas ¿Por qué digo esto? Porque Ràdio Cocentaina lleva dos años en una liquidación congelada. La Ley 27/2013 dice que se debió haber liquidado después de dos años dando perdidas. El primero se podía subsanar con una aportación extraordinaria, pero la supervivencia de la mercantil quedaría a expensas de un resultado positivo al siguiente. No fue así, arrojando de nuevo perdidas. Culpa que comparten todos, pero que parte de una insuficiencia presupuestaria que impedía cumplir las exigencias de déficid y mucha falta de iniciativa para proponer alguna alternativa (como mancomunar el servicio).

 

La Ràdio debió ser liquidada y absorbida por el consistorio a finales de 2015/2016. La ley de sostenibilidad de las administraciones públicas se aprobó para ser cumplida (guste o no) y la finalidad que persigue no es otra que la sostenibilidad del gasto.

 

Pero no se ha disuelto, es más, la Junta General (con la oposición única del Partido Popular) ha aprobado un nuevo presupuesto y no hay aún una hoja de ruta clara para su absorción definitiva. Y es más, es la única Ràdio que ha visto denegada la concesión de la subvención por la promoción del valenciano que reparte la Academia Valenciana de la Lengua precisamente por estar en liquidación, cuestión que se extenderá a todas las operaciones que intente realizar.

 

¿Y porque no se aceleran los plazos? Las razones de fondo no las conozco, más allá de la inactividad política general en este tema; pero sí sé que solo un Ayuntamiento puede mantener una mercantil dos años en liquidación automática para ver qué pasa en el futuro. Prueben ustedes a no pagar cualquier impuesto municipal durante dos años y aleguen que están consensuando posturas en casa para modular su pago, a ver con que ferocidad les responde la administración.

 

En lo personal, dimití del Consejo de Administración, pero fue una gran experiencia compartir con compañeros de todos los colores la gestión de un medio que siempre he sentido un poco mío.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress