Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 21 de diciembre de 2017
TOGUE’S LEGAL SERVICES

¿Qué sucede cuando un menor de padres separados acaba el curso?

Enviar por email

LEGISLACIÓN. ¿Qué pasa si ha de tomar o no la Primera Comunión?

En casos de divorcios o separación surgen muchas dudas respecto a la situación en la quedan los hijos. La abogada Laia Santamaría de Togue’s Legal Services resuelve cuantas preguntas existan en el caso de acudir a su despacho ubicado en la calle Pintor Casanova o Carrer Major, 16.

 

[Img #41388]

 

Después de haber una sentencia de divorcio y se está llevando a término una custodia o regulación de medidas que hay respecto a los hijos, se presentan numerosas preguntas como por ejemplo cuando entrego a mi hijo al progenitor que no tiene la custodia esté el fin de semana con él o cuando sea un periodo vacacional, en verano o en Navidad, ¿debo entregar también la ropa y los objetos personales del menor?

 

La respuesta es que sí. No lo dice directamente la ley, pero sí indirectamente ya que nos dice que la pensión de alimentos que está pagando o abonando de forma mensual el progenitor que no tiene la custodia engloba alimentación y vestuario. Por tanto, dentro de los 180-200 euros que abona el progenitor que no tiene la custodia ya está pagando la ropa del niño, por tanto esta ropa cuando se entrega el niño al padre o madre para que pase el fin de semana o el periodo vacacional ha de ir con el propio niño, puesto que no tiene la obligación legal de hacer de comprar más ropa, puede hacerlo por voluntad propia eso sí.

 

 

Ya se está abonando la ropa con la pensión de alimentos, ya que de forma contraria a lo que mucha gente cree, esta pensión de alimentos no es solo alimentación o comida, sino que también es subsistencia, todo lo que comporta la vida de un menor, vestirlo, calzarlo, alimentarlo, que tenga un techo… todo lo que necesita para vivir y la ropa está incluida.

 

Por tanto cuando el menor ha de estar con el otro progenitor, éste no tiene la obligación legal de comprarle ropa, pues que ya está pagándosela con la pensión alimenticia. Hay que entregar al menor con la ropa.

 

Otra cosa sería si la custodia es compartida. En este caso como no hay pensión de alimentos de forma estricta, cada progenitor, el tiempo que el niño o la niña están con cada uno de ellos, sí tiene la obligación de comprarle todo aquello que el menor necesite para vivir, alimentarlo y comprarle la ropa. Si es custodia compartida, sí que cada padre o madre comprará todo lo necesario para su hijo, pero si esta custodia solo la tiene una parte, será esta la encargada de comprarle todo lo necesario, puesto que la otra parte ya estará abonándolo en la pensión de alimentos.

 

Una duda también habitual es ¿qué es lo que sucede cuando llega la Primera Comunión o un acto religioso? ¿cómo se decide si realiza este acto o no? Cuando los padres están separados y no se ponen de acuerdo, ¿quién decide si la hace o no? ¿quién tiene la custodia?. Lo que dice la ley es que para eso existe un procedimiento de jurisdicción de voluntaria que contempla el código civil, para que todas estas cuestiones que surgen en el día a día se puedan ir resolviendo a través de estos canales.

 

Básicamente lo que se hace es ir a un tribunal, al juzgado, al juez que nos ha resuelto el procedimiento de familia principal para que sea el propio juez quien decida si ha de tomar o no la Comunión, pues un progenitor dirá que sí y otro que no. O podrá haber el caso de que un progenitor lo acepte, “pero esa semana me tocaba a mi y yo me quiero ir de viaje”, por ejemplo, o “estoy de acuerdo con que se haga pero yo no abonaré los gastos”. En esa misma resolución, el juez determinará el ámbito, en especial porque existe una parte económica de vestidos, regalos, convite… que habrá de saber quien lo tiene que pagar. La jurisprudencia es muy clara y dice que son gastos extraordinarios.

 

Si se llega al acuerdo y el juez dice que sí se ha de hacer, en ese caso se pagará entre los dos progenitores, siempre teniendo en cuenta una escala habitual. Si el vestido puede valer 100, no iremos a un vestido de 1.000. La diferencia entre lo que es un vestido normal considerado por el juez o uno de firma, la diferencia debería pagarla el padre o madre que quiera que lleve este vestido, será ese progenitor quien abone este ‘lujo’.

 

En la decisión del tribunal se tendrá en cuenta que es lo que se ha hecho durante el matrimonio, la decisiones que las dos partes tomaron cuando estaban casadas. Uno de los referentes para la decisión de juez sobre si realizar o no la Comunión será saber si con anterioridad estaba bautizado, a qué tipo de escuela va, si es religiosa y el entorno del menor es de esta forma, probablemente se decante por esa opción, de lo contrario si es de una escuela laica o sus hermanos o amigos no toman la comunión, se decantará por el progenitor que no quería que la tomara. Se tendrá muy en cuenta el caso concreto y la situación de esa familia.

 

[Img #41389]

 

Por ello es siempre necesario el asesoramiento de un abogado, puesto que hay quien piensa que por el hecho de tener la custodia ya es suficiente, pero no es así. Estas decisiones que afectan al desarrollo del menor y a su educación son cuestiones de la patria potestad que en un alto porcentaje es compartida por los dos padres, y no tiene que ver con la custodia, son decisiones que se deben tomar por parte de los dos progenitores, no solo por el que ostenta la custodia.

 

Respecto a la decisión de cambiar al niño de escuela al acabar el curso o cuando acaba un ciclo y hay que pensar si va al instituto o de infantil a primaria, es un problema que también surge y no puede tomar la decisión solo el que tenga la custodia como se piensa o cuando la custodia es compartida… ¿quién toma esa decisión? En caso de no ponerse de acuerdo, es otra cuestión que se canaliza a través de otro procedimiento de jurisdicción voluntaria en el que el juez tomará una decisión siempre teniendo en cuenta aspectos lo más próximos a las familias, como es la misma, qué decisiones se han tomado durante el matrimonio, donde viven los padres, el entorno del menor, el horario, si tiene o no hermanos…

 

Uno de los dos no puede tomar esta decisión, puesto que corresponde a los dos, tengan o no la custodia compartida, dado que son elementos que corresponden a la patria potestad. Siempre hay que buscar el acuerdo y mejor si es a través de abogados, pues hablaran entre ellos en busca de llegar a entente y en defecto de acuerdo acudir a la vía judicial, con el asesoramiento de un abogado permitirá contar con los medios técnicos adecuados para que la decisión del juez sea la que uno quiere o lo más cercano posible. Y para ello nada mejor que acudir a Laia Santamaría de Togue's Legal Services.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress