Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jonathan Lluch
Viernes, 29 de diciembre de 2017

Nuevas Generaciones del PP defiende y apoya sus tradiciones alcoyanas

Enviar por email

Artículo de opinión de Jonathan Lluch, portavoz de Nuevas Generaciones del PP en Alcoy.

Desde hace unas semanas no dejamos de escuchar la noticia donde la comunidad Afroféminas (comunidad para las mujeres afrodescendientes ) acusa a la popular cabalgata de Alcoy de racismo. A esta denuncia social se suma la diputada Alicantina de podemos Rita Bosaho, apoyando la denuncia hacia la cabalgata de reyes alcoyana con el propósito de erradicarla.

 

Alcoy celebra la cabalgata desde 1885, y sus antecedentes documentales se remontan al año 1866, además está declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional (noviembre 2001) y más tarde reconocida como Bien de Interés Cultural (febrero 2011).

 

Desde hace dos años, el día 5 de enero los niños visitan el Campamento Real, donde pueden ver a los ayudantes de los Reyes de Oriente preparar el histórico desfile que se realizará al anochecer, la Cabalgata de los Reyes Magos.

 

Estos hacen su entrada solemne en la ciudad montados sobre sus camellos. El desfile incorpora músicos, antorcheros, pastorcillos y unos pajes que suben por largas escaleras para acceder a los balcones de las casas y entregar los regalos a los niños. Los cuales viven el momento con la mayor magia e ilusión que se transmite a cada uno de los rincones de Alcoy.

 

Desde nuevas generaciones del partido popular de Alcoy apoyamos la tradicional cabalgata y creemos que hablamos en nombre de todos los alcoyanos, cuando decimos que en ningún momento se ha querido ofender ni menospreciar a nadie. Solamente se busca disfrutar de un acto tradicional donde lo más importante es la ilusión de alcoyanos y visitantes. A veces se busca el menor detalle para criticar innecesariamente y por estos motivos se acaban erradicando tradiciones y costumbres que no hacen daño a nadie.

 

El simple motivo de pintarse de color negro el rostro es para ocultar las caras, ya que muchos de los pajes que participan pueden ser reconocidos por los más pequeños y así romper el anonimato, la ilusión y la magia del momento.

 

La gente que está a favor de esta tradición, lo ha podido demostrar con la recogida de firmas en el portal digital change.org llegando a la suma de más de 11.000 firmas a favor, frente a las casi 4.000 firmas que la comunidad Afroféminas puso en marcha para evitar lo que ellas consideraban como un acto de racismo y ofensa.

 

Alcoy es experto en que sus fiestas y tradiciones sean reconocidas tanto nacional como internacionalmente, dando la bienvenida a miles de turistas, así como un respiro de aire fresco a la economía local.

 

La fiesta más conocida es la de Moros y Cristianos, que también tuvo algo de crítica hace unos años, junto a la Cabalgata, pero otras tradiciones como la Romería a la Font Roja son muy importantes para la sociedad alcoyana. Una conmemoración que tampoco escapa de críticas, en este caso desde partidos de izquierdas en el Ayuntamiento de Alcoy como Guanyar Alcoi.

 

Una celebración donde la Patrona y Alcaldesa Perpetua de la ciudad, la Virgen de los Lirios, convoca en su santuario de la Font Roja a miles de alcoyanos que acuden a verla y que conmemoran el hecho milagroso ocurrido el 21 de agosto de 1653, con ocasión del hallazgo de la imagen de la Virgen impresa sobre los bulbos de unos lirios silvestres.

 

En definitiva, es un hecho que todas estas situaciones demuestran una vez más que la población de Alcoy es capaz de unirse haciendo fuerza para defender sus tradiciones y a sus ciudadanos.

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress