Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 8 de marzo de 2018
NEGOCIA CONSULTORÍA

Las retenciones en las facturas de los profesionales

Enviar por email

NEGOCIOS. La economista Carolina Gisbert detalla las claves a tener en cuenta.

Las actividades económicas que llevan a cabo los profesionales tienen una retención que figura en las facturas que emiten. De esta forma, tributan a Hacienda y la Agencia Tributaria percibe esa retención.

[Img #42272]

 

Esta es la diferencia entre la tributación de los profesionales y la de los trabajadores en general, que lo hacen a través de las nóminas. En el momento de hacer la declaración de la Renta, se aplica el mismo cálculo a los distintos tipos de trabajador, sean por cuenta propia o ajena.

 

Por norma general, el porcentaje que se debe aplicar en esta retención es del 15%. Todas las actividades que sean desarrolladas por profesionales deben contener en sus facturas la base imponible a la que sumarle el IVA, generalmente del 21%. La retención del 15% se resta sobre la base imponible después de sumar el IVA. Ambos porcentajes se aplican sobre el servicio prestado o facturado.

 

 

 

“Sería posible aplicar una retención inferior solo cuando un profesional inicia la actividad en el año en que se da de alta por primera vez y si no ha tenido actividad profesional en fechas anteriores. En este caso se puede aplicar en lugar del 15% un 7%, de manera que la retención es menos importante y tiene una mayor liquidez”, explica Carolina Gisbert, economista de Negocia Consultoría.

 

Este 7% se aplica durante el año de inicio y los dos posteriores. De esta forma se busca facilitar las condiciones a las personas que crean una empresa cuyos años iniciales suelen ser más dificultosos.

 

“El IVA es un impuesto que soporta el cliente final y el profesional lo único que hace es de intermediario con la Agencia Tributaria como recaudador. Si al valor de tu factura le restas el 15% de retención, el nivel de liquidez del profesional es bastante bajo, es por ello que cuando empiezas una actividad y tienes gastos más grandes, tener la retención más baja favorece el inicio de esta actividad”, detallan en Negocia Consultoría.

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress