Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 25 de febrero de 2018
EN FILA INDIA

Nueva batalla contra la procesionaria en Alcoy

Enviar por email

Medio Ambiente trata de atajar un nuevo rebrote de esta plaga.

El Departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alcoy ha puesto otra vez en marcha el protocolo de actuación en contra de la plaga de las orugas de la procesionaria del pino.

[Img #42357]

 

El aviso de diversos centros escolares y de vecinos que habían detectado la presencia de estas larvas ha sido determinante para localizar los lugares en los que ha vuelto a aparecer la procesionaria, tras los tratamientos de noviembre.

 

La empresa a la que el Ayuntamiento ha encargado este tratamiento ha trabajado en el parque de Cervantes, la zona de la Vaguada, la calle Periódico Ciudad, el IES Pare Vitoria o la zona de los sindicatos de la Alameda. Esta labor solamente se efectúa por cuenta municipal en árboles de propiedad pública, ya que son los dueños de los pinos quienes deben procurar su buen estado.

 

Medio Ambiente ha anunciado que la próxima semana realizarán seguimiento de resultados,  ya que el éxito del protocolo de actuación reside en la rápida respuesta, por lo que han agradecido la colaboración ciudadana. De todas formas, han explicado que no todas las bolsas implican presencia de gusanos y que muchas de ellas se encuentran vacías. Por último han tranquilizado sobre la baja toxicidad para las personas, aves y mamíferos del producto empleado.



 

QUÉ  PASA CON LA PROCESIONARIA

 

La Thaumetopoea pityocampa no solía tener presencia en forma de oruga en nuestra zona hasta febrero o marzo, si bien desde hace unos años los tratamientos se adelantan a noviembre o diciembre, ya que es común que adelanten a lo que era habitual su estado larvario.

 

Estas orugas se desplazan en fila india de centenares de gusanos. Disponen de unos pelos urticantes que se desprenden y permanecen en el aire, causando reacciones alérgicas en las personas. Especialmente preocupante es la reacción en mascotas, sobre todo en los perros, que pueden generar necrosis en aparato digestivo si ingieren algún gusano.

 

Los expertos reconocen que la oruga cada vez es más resistente a los tratamientos empleados.

 

 

También te puede interesar
Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress