Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 16 de marzo de 2018
BENESTAR FISIOTERAPIA

La fascitis plantar, un problema que no siempre tiene su origen en el pie

Enviar por email

FISIOTERAPIA. Es un dolor muy común en deportistas.

La fascitis plantar es uno de los dolores más comunes que pueden sufrir nuestros pies, en especial por parte de los deportistas.

 

[Img #42691]

 

La fascitis es una irritación de la fascia plantar, un músculo muy fibroso que se encuentra en la parte baja del pie, como explica Adolfo Sancho, fisioterapeuta de Benestar Fisioterapia.

 

Existe mucha gente que está diagnosticada como que sufre esta fascitis, cuando en realidad es un dolor en la planta del pie, pero sin que la fascia acabe de estar irritada o sea el problema principal.

 

Se trata de un problema que en muchas ocasiones no acaba de solucionarse en mucho tiempo. Muchas veces se considera algo crónico, que dura toda la vida y que impide realizar vida normal o hacer deporte. Aquel que practica deporte, lo suele hacer con dolor pues ya se acostumbra o cree que no se puede solucionar, pero sí tiene solución.

 

 

Según Adolfo Sancho de Benestar Fisioterapia mientras no trabajemos el gemelo y le devolvamos toda la elasticidad que necesita y que debe de tener, seguirá estando el problema en la planta del pie. Es por ello que muchos pacientes han recibido tratamientos en esa zona como puede ser la EPI, la EPTE o las ondas de choque, sin notar mejoría, ya que lo han hecho de forma equivocada. De este modo estamos atacando el punto de dolor pero no al origen del mismo, sobre el que es necesario actuar.

 

Si el origen estuviera en el gemelo, por ejemplo, se trata esta zona y se libera toda la cadena posterior de la pierna. El nervio tibial posterior, que baja por la parte interna de la pierna y llega hasta la planta del pie, muchas veces está atrapado y genera un dolor muy similar sin ser fascitis plantar. Por todo ello, igual no se necesita tocar la planta del pie para nada, algo que suele sorprender.

 

Para prevenir esta fascitis plantar, tanto para la gente que hace deporte como la que no, se debe tener una cultura de hacer estiramientos en casa. Las posturas mantenidas y la edad hacen que el cuerpo esté menos hidratado y pierda elasticidad, cosa que obliga a dedicar unos diez minutos a la semana en realizar estos estiramientos.

 

[Img #42695]

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress