Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriel Llácer
Martes, 15 de mayo de 2018
MORAL SIN VICTORIA

Alcoyano 2017-18, una temporada para ‘no’ olvidar

Enviar por email

Balance de lo acontecido en el club.

De rozar el éxito completo a caer casi en el absoluto fracaso. Esta frase podría resumir lo que ha vivido en las dos últimas temporadas el Alcoyano.

 

[Img #43816]

 

Quedar segundo de grupo en la 2016-17 y salvar la categoría a falta de dos jornadas en la 2017-18 tiene claves que serán dispares para muchos, pero que otros coincidirán en que han supuesto el bajón en picado del equipo. Aquí trataremos de analizar algunas de ellas.

 

LOS JUGADORES

Como la mayoría de plantillas de Segunda División B, el baile de futbolistas es elevado y son muchos los fichajes que se deben hacer para completarlas. Falta acertar en los nuevos para no echar de menos a los que se fueron.

 

En un principio, el aficionado alcoyanista podía ver que sobre el teórico once ideal del año anterior a este, solo habían cambiado 3 piezas: Marc Martínez en la portería y Jony Ñíguez y Fran Miranda como pareja de mediocentros. ¿Podía acusar el equipo estas bajas? En la portería pocos dudarán de que Bañuz ha sido un recambio de garantía para Marc. Pese a la nefasta campaña del club, el meta ha salvado en muchas ocasiones una debacle mayor y ha demostrado que su espera como segundo portero ha valido la pena. Koke Vegas le robó la titularidad durante unos partidos, pero de nuevo terminó bajo los palos un Bañuz que ha sido de lo más destacado en positivo para el Deportivo.

 

El problema ha estado en el centro del campo. Ribelles, Omgba, Cubero, Mario Arques, López Silva, Pau Bosch, Lado Mokhevishvili, Poley. Son muchos nombres para dos posiciones. Muchos nombres que no han llegado a alcanzar el nivel de Jony y Miranda. Todos ellos han ocupado en algún momento la posición de mediocentro, pero la distribución del balón por aquí ha brillado por su ausencia. Pocas jugadas trenzadas, escasos pases al hueco de esos que levantan los ‘oh’ en las gradas…

 

Esta ausencia de lo que se llama ahora ‘tiki-taka’ contagió al juego por bandas. José García cambió de barco en invierno ya con un bajón notable en su rendimiento y Álvaro cada vez ha jugado menos y no ha sido ni la sombra de uno de los héroes del último ascenso. Alarcón empezó lesionado, no ha marcado ningún gol y tampoco se le recuerda un buen centro. El último en llegar, Nieto, ha dejado detalles de calidad y 3 goles, pero nada pudo hacer para enderezar el rumbo de un equipo ya herido.

 

En la delantera, Mariano con 4 goles, Gato con 3, Kilian con 3 y Lino con 1 suman un pobre bagaje para un equipo hecho para intentar repetir el éxito del año pasado. David Torres, en media temporada y antes de dejarle ir al Hércules, había anotado 5 goles.

 

La misma línea defensiva de la pasada campaña no ha mantenido el nivel. El bajón de Barreda, Mario y Ruso ha sido notable, con falta de concentración en muchos partidos, sobre todo los jugados en El Collao. Solo se salva el incombustible Navarro, pese a no hacer su mejor temporada, y un Galas que ha ido de menos a más, pero del que se esperaba también que asumiera los galones de venir cedido de un equipo de Segunda División como el Albacete.

 

[Img #43815]

 

LOS ENTRENADORES

Toni Aparicio, José Emilio Galiana y Mario Barrera. Hacía muchos años que el Alcoyano no veía desfilar por su banquillo más de dos entrenadores. Los primeros resultados del equipo provocaron el cese de Aparicio. La mayor parte de la temporada ha sido dirigida por Galiana, pero los resultados tampoco llegaron. Barrera ha terminado sin pena ni gloria, pero con el premio de la salvación en el bolsillo.

 

¿Faltó paciencia con el primero? ¿Hacía falta traer entrenadores de fuera para resurgir? Lo que está claro es que con 3 entrenadores diferentes, los jugadores han rendido al mismo nivel, pero ya se sabe que es más fácil cambiar al que dirige que a la orquesta entera.

 

EL COLLAO

Ha sido una temporada extraña, pero no solo en el club, sino en el grupo III en general. Con una línea regular y positiva en El Collao, el Alcoyano hubiera podido aspirar a todo esta temporada. El campo del Deportivo no ha sido el fortín que, sin ir más lejos, fue un año antes. Peralada, Llagostera, Ebro o Mestalla se fueron de Alcoy con 3 puntos, mientras que Formentera, Baleares o Sabadell consiguieron un empate. Algunos de estos equipos, sin hacer mucho se llevaron un tesoro.

 

La temporada se escapó a medida en que los partidos en casa parecían un suplicio para la plantilla y fuera de casa la imagen cambiaba, aunque los resultados no acompañaran del todo.

 

Con todo ello y muchísimo más por analizar, ¿es una temporada para olvidar o mejor no olvidarla para impedir los mismos errores en el futuro?  

 

También te puede interesar
Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress