Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 2 de agosto de 2018
BENESTAR FISIOTERAPIA

Pasa tus vacaciones en la montaña sin sobresaltos físicos

Enviar por email

FISIOTERAPIA. Es bueno seguir una serie de consejos básicos para cuidarse.

Con la llegada de los meses de verano rompemos con nuestra rutina, con nuestro trabajo, con el colegio y nos vamos de vacaciones, al menos los más afortunados. Dos son las principales opciones tradicionales, la playa o la montaña. Adolfo Sancho de Benestar Fisioterapia ya nos ha dado algunos sencillos consejos para no sufrir ningún problema físico para los que opten por la arena y el sol y ahora se ocupará de aquellos que prefieran ir al interior y disfrutar de paisajes montañosos y temperaturas refrescantes.

 

[Img #45325]

 

El primer consejo tiene que ver con el viaje en coche. Normalmente suele tratarse de desplazamientos largos y es bueno realizar parones durante el mismo y en esos descansos realizar algunos estiramientos en especial orientados hacia nuestra espalda y piernas, en tensión durante el tiempo que conducimos hasta nuestro destino.

 

Una vez nos encontremos en plena montaña, también es bueno realizar estiramientos antes y después de las largas caminatas por los espléndidos parajes montañosos que seguro vamos a realizar. Por supuesto que estos intensos paseos se deben realizar con un calzado adecuado que se adapte a nuestra pisada y al terreno irregular por el que vamos a transitar la mayor parte del tiempo, muy lejos del habitual asfalto o las aceras de las ciudades. No es mala idea meter los pies descalzos en alguno de los riachuelos que podamos encontrarnos y aprovechar el efecto antinflamatorio y relajante del agua fría.

 

[Img #45328]

 

Durante estos desplazamientos por la montaña es también importante no llevar más peso del estrictamente necesario en nuestras mochilas. Al final del recorrido nuestras espaldas lo agradecerán si llevas solo lo imprescindible, pues como siempre suele decirse al principio del camino no pesa pero al final... No está de más llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios y realizar estos desplazamientos evitando las horas centrales del día. Aunque estemos en la montaña, en verano el sol y las temperaturas son altas y podemos sufrir algún golpe de calor. Es por ello importante proteger nuestras cabezas con una gorra o cualquier tipo de sombrero e hidratarse bien durante la excursión o actividad que realicemos.

 

Por último, al dormir fuera de casa, nos encontraremos con todo tipo de camas y almohadas en las casas rurales o masías donde nos alojemos o en los albergues que visitemos, por ello no es mala idea traerse la almohada de casa, elegir una que se ajuste o incluso utilizar toallas si la almohada es muy alta o muy baja, lo que puede afectar a nuestro cuello y cervicales. Adolfo Sancho de Benestar Fisioterapia tiene claro que pese a estar de vacaciones en medio de la montaña no debemos olvidar seguir cuidando nuestro cuerpo y no tener algún tipo de dolor o lesión que nos impida disfrutar de estos días.

 

 

Pagina 66 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress